La contaminación de los suelos, causas y efectos

La contaminación del suelo sucede cuando se introducen en la superficie terrestre sustancias y elementos ajenos a ella que repercuten de manera negativa al volverse tóxicas para los organismos que la habitan.

Un suelo contaminado, de cierta manera, también conlleva la contaminación del aire y del agua, afectando ecosistemas completos e incluso influyendo en la salud de los seres humanos.

Las causas de la contaminación del suelo pueden ser tanto de origen natural como ocasionadas por el ser humano.

Entre ellas nos encontramos la basura, materiales como el plástico son elementos que tardan mucho tiempo en descomponerse, y contaminan altamente el suelo. En el periodo 2012-2016, mientras que en Europa se ha reducido un 20% el envío de plásticos al vertedero, en España esa cantidad, no solo no se ha reducido, ha crecido un 4%.

Los desechos industriales son otro motivo de contaminación de los suelos, las industrias liberan sin control desechos tóxicos que, mediante la filtración, contaminan las aguas. Recientemente en O Porriño, Vigo, con la apertura de unas zanjas para la instalación de tuberías de saneamiento, ha salido lindano a la superficie, una sustancia tóxica que se usaba como pesticida y fue prohibida en los años 90. Su salida al exterior está provocando problemas de salud a los vecinos de la zona.

El lindano fue enterrado, pero no encapsulado, filtrándose hasta las corrientes de agua. La entidad ecologista gallega ADEGA, lleva desde 2010 encontrando de forma continuada concentraciones de esta grava tóxica en algunos puntos del río Louro, que multiplican por 10 el nivel máximo admisible.

En la agricultura, el uso de pesticidas y fertilizantes para exterminar plagas en las plantaciones suponen una fuente de acumulación tóxica que permanece en el entorno durante varios años.

El humo producido por los coches o por las fábricas del sector industrial también perjudica gravemente al suelo, y al mismo tiempo al aire que respiramos. La Unión Europea ha dado un ultimátum a España por su alta contaminación ambiental, incumpliendo reiteradamente la normativa comunitaria de calidad del aire.

La contaminación del suelo lleva sucediendo desde hace más de 300 años, con la Revolución Industrial y el auge del uso de energía, y ha derivado en graves consecuencias.

A pesar de que actualmente las precipitaciones son abundantes, y alivian la sequía que afecta a España desde hace cuatro años, el suelo ha sufrido las consecuencias de un periodo tan prolongado falto de agua.

Las sustancias tóxicas del suelo acaban contaminando las aguas subterráneas, usadas para regar o como bebida para los animales. A través de la cadena alimentaria podemos acabar intoxicándonos.

La extinción de especies de animales y vegetales, cada vez es más preocupante. La alteración de la integridad de los hábitats conlleva a la desaparición o reducción en su número. Actualmente, por culpa de la contaminación del suelo, en España se han extinguido el 10% de las plantas.

El suelo pierde nutrientes, los productos químicos tóxicos afectan a la fertilidad del suelo, llegando a la imposibilidad de su uso para construir, cultivar o albergar un ecosistema sano, lo que conlleva a pérdidas millonarias ya que no permite la explotación del terreno.

Además, este tipo de contaminación también repercute sobre la salud de los humanos. Una prolongada exposición al suelo contaminado puede afectar la genética del cuerpo causando daños congénitos y enfermedades crónicas. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 3 millones de muertes están relacionadas con la contaminación en el mundo.

Para mejorar, o al menos disminuir el nivel de contaminación del suelo, algunos ayuntamientos de España como Caspe en Aragón o calles como Campo de las Naciones en Madrid, han instalado pavimento que absorben la contaminación. Las baldosas se llaman Ecogranic, y al recibir la luz del sol producen la fotocatálisis, una reacción química producida por la combinación de energía lumínica, agua y oxígeno del aire que consigue reducir hasta en un 50% el óxido de nitrógeno presente en el aire. La empresa que las fabrica es PVT, con sede en Tudela.

Además, existen una serie de soluciones que disminuirían el problema:

  • Apostar por el uso de energías renovables.
  • Usar coches eléctricos o transporte público, para reducir las emisiones de gases
  • Ayudar a prevenir la deforestación.
  • Separar correctamente los residuos y mejorar la eficiencia de los procesos de
  • Mejorar los procesos de depuración de aguas.

 

 


The Author

Carlos Guasch

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies