Destinos Turísticos Inteligentes

Destinos Turísticos Inteligentes

Antonio López de Ávila Muñoz, Presidente de Segittur


España ha mantenido una posición privilegiada en los rankings mundiales de turismo durante décadas, ostentando los primeros puestos en la llegada de turistas internacionales (3ª posición en 2014) y en ingresos generados por el turismo (2º posición en 2014).

No obstante, el entorno cambia y nos encontramos con un consumidor cada vez más informado y exigente, hiperconectado, multicanal y que busca nuevas emociones.

En este contexto, era necesario evolucionar el modelo turístico en nuestro país creando e implementando un nuevo concepto de destino turístico: el “Destino Turístico Inteligente”. Este proyecto, de crucial importancia para el presente y futuro posicionamiento del destino España, se enmarcó de manera específica en el Plan Nacional e Integral de Turismo (2012/2015), impulsado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y gestionado por SEGITTUR.

El destino turístico inteligente aúna los conceptos de sostenibilidad, conocimiento e innovación tecnológica y accesibilidad en torno a los destinos turísticos. Se dota de inteligencia al territorio, a través de nuevas infraestructuras que impulsan el conocimiento y el desarrollo eficiente y sostenible del mismo, teniendo como foco principal el impacto de la actividad turística en su aspecto más amplio.

El valor añadido que aporta el concepto de Destino Turístico Inteligente es la consideración del excursionista/turista como centro del mismo. En este sentido, situar al visitante como eje de los desarrollos facilita la generación de sistemas inteligentes integrales, orientados a mejorar su interacción con el destino (antes, durante y después del viaje), facilitando la interpretación del entorno, la toma de decisiones y la calidad de su experiencia vacacional y de ocio.

El destino turístico inteligente

El Subcomité de Destinos Turísticos Inteligentes del Comité Técnico de Normalización CTN178 de Ciudades Inteligentes, presidido por SEGITTUR, ha definido un “Destino Turístico Inteligente” como: “Un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente.”

La complejidad del Destino Inteligente requiere la actuación conjunta de la empresa privada, las administraciones públicas, las entidades de formación y de I+D+i.

La conversión del modelo supone la puesta en marcha de una estrategia de revalorización del destino, a través de la innovación y la tecnología, que permite aumentar su competitividad y rentabilidad, mediante un mejor conocimiento de lo que ocurre en el territorio en tiempo real, un mayor aprovechamiento de sus recursos turísticos, la identificación y puesta en valor de otros, la mejora de los procesos de promoción y comercialización, el uso de fuentes de energía más eficientes y renovables… Se trata de un conjunto de acciones que impulsan el desarrollo sostenible del destino, mejorando como consecuencia la calidad de la estancia de los visitantes y la calidad de vida de los residentes.

De este modo, es posible lograr el incremento de la competitividad a corto plazo y, a medio-largo plazo, se incrementará el empleo, las rentas fiscales y, lo más relevante, se percibirá un claro aumento en los índices de confianza y satisfacción general.

Estructura de un destino turístico inteligente

Territorio. La experiencia turística se desarrolla dentro de unos límites geográficos que no han de coincidir necesariamente con los límites político-administrativos de un municipio (ejemplo, Playa de Palma, Costa del Sol o Costa Brava).

De este modo, emprender la planificación y gestión de un destino turístico requiere mantener una visión que analice conjuntamente todos los elementos que se integran en el entorno del destino y que afectan a la competitividad del mismo. No es posible incrementar la competitividad de la empresa turística, si el destino en el que se ubica no es, a su vez, competitivo.

A la hora de evaluar un destino como destino turístico inteligente, en los informes de auditoría que desarrolla SEGITTUR se tienen en cuenta cuatro aspectos: Tecnología, Innovación, Accesibilidad y Sostenibilidad.

En esta ocasión nos centraremos en este último. El desarrollo sostenible del turismo ha de contribuir a la sostenibilidad socio-cultural, la sostenibilidad económica y la sostenibilidad medioambiental.

sostenibilidad orto


The Author

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies