Monthly Archives: Mayo 2015

Destinos Turísticos Inteligentes

Destinos Turísticos Inteligentes

Antonio López de Ávila Muñoz, Presidente de Segittur


España ha mantenido una posición privilegiada en los rankings mundiales de turismo durante décadas, ostentando los primeros puestos en la llegada de turistas internacionales (3ª posición en 2014) y en ingresos generados por el turismo (2º posición en 2014).

No obstante, el entorno cambia y nos encontramos con un consumidor cada vez más informado y exigente, hiperconectado, multicanal y que busca nuevas emociones.

En este contexto, era necesario evolucionar el modelo turístico en nuestro país creando e implementando un nuevo concepto de destino turístico: el “Destino Turístico Inteligente”. Este proyecto, de crucial importancia para el presente y futuro posicionamiento del destino España, se enmarcó de manera específica en el Plan Nacional e Integral de Turismo (2012/2015), impulsado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y gestionado por SEGITTUR.

El destino turístico inteligente aúna los conceptos de sostenibilidad, conocimiento e innovación tecnológica y accesibilidad en torno a los destinos turísticos. Se dota de inteligencia al territorio, a través de nuevas infraestructuras que impulsan el conocimiento y el desarrollo eficiente y sostenible del mismo, teniendo como foco principal el impacto de la actividad turística en su aspecto más amplio.

El valor añadido que aporta el concepto de Destino Turístico Inteligente es la consideración del excursionista/turista como centro del mismo. En este sentido, situar al visitante como eje de los desarrollos facilita la generación de sistemas inteligentes integrales, orientados a mejorar su interacción con el destino (antes, durante y después del viaje), facilitando la interpretación del entorno, la toma de decisiones y la calidad de su experiencia vacacional y de ocio.

El destino turístico inteligente

El Subcomité de Destinos Turísticos Inteligentes del Comité Técnico de Normalización CTN178 de Ciudades Inteligentes, presidido por SEGITTUR, ha definido un “Destino Turístico Inteligente” como: “Un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente.”

La complejidad del Destino Inteligente requiere la actuación conjunta de la empresa privada, las administraciones públicas, las entidades de formación y de I+D+i.

La conversión del modelo supone la puesta en marcha de una estrategia de revalorización del destino, a través de la innovación y la tecnología, que permite aumentar su competitividad y rentabilidad, mediante un mejor conocimiento de lo que ocurre en el territorio en tiempo real, un mayor aprovechamiento de sus recursos turísticos, la identificación y puesta en valor de otros, la mejora de los procesos de promoción y comercialización, el uso de fuentes de energía más eficientes y renovables… Se trata de un conjunto de acciones que impulsan el desarrollo sostenible del destino, mejorando como consecuencia la calidad de la estancia de los visitantes y la calidad de vida de los residentes.

De este modo, es posible lograr el incremento de la competitividad a corto plazo y, a medio-largo plazo, se incrementará el empleo, las rentas fiscales y, lo más relevante, se percibirá un claro aumento en los índices de confianza y satisfacción general.

Estructura de un destino turístico inteligente

Territorio. La experiencia turística se desarrolla dentro de unos límites geográficos que no han de coincidir necesariamente con los límites político-administrativos de un municipio (ejemplo, Playa de Palma, Costa del Sol o Costa Brava).

De este modo, emprender la planificación y gestión de un destino turístico requiere mantener una visión que analice conjuntamente todos los elementos que se integran en el entorno del destino y que afectan a la competitividad del mismo. No es posible incrementar la competitividad de la empresa turística, si el destino en el que se ubica no es, a su vez, competitivo.

A la hora de evaluar un destino como destino turístico inteligente, en los informes de auditoría que desarrolla SEGITTUR se tienen en cuenta cuatro aspectos: Tecnología, Innovación, Accesibilidad y Sostenibilidad.

En esta ocasión nos centraremos en este último. El desarrollo sostenible del turismo ha de contribuir a la sostenibilidad socio-cultural, la sostenibilidad económica y la sostenibilidad medioambiental.

sostenibilidad orto

Un futuro sostenible…

Un futuro sostenible sólo es posible desde un presente responsable

Tomás Franquet, Corporate Responsibility Director en Meliá Hotels International


 

 

Hace ya algunos años Woody Allen manifestó su interés en el futuro porque ése era el sitio en el que iba a pasar el resto de su vida. Es posible recurrir a otras frases tan o más célebres que ésta, pero sin duda ésta reúne un punto que a mí me llama poderosamente la atención: el interés. Sólo manifestando un interés real por aquello que motiva estaremos en condiciones de hacer las cosas mejor. Para ganarse un sitio en el futuro al que Woody Allen hacía referencia es preciso altura de miras, ganas de embarcarse en proyectos retadores, visión estratégica y, sobre todo, compañeros de viaje que compartan el compromiso de forma responsable.

Desde la perspectiva del turismo el futuro está muy presente y, por supuesto y como no podía ser de otro modo, nos marca retos importantes. Nuevos productos turísticos, nuevos países, innovación, experiencias, nichos de mercado por explorar… Pero también nos concede nuevas oportunidades para evitar cometer de nuevo errores pasados que, por desconocimiento o dejadez, nos pasan hoy facturas importantes.

Este futuro debe ser sostenible porque es la única manera de que sea futuro. El sector turístico, por su estrecho vínculo con el entorno tiene mucho que decir y hacer para que este futuro sea sostenible. Estructurar y posicionar desde cero un destino tiene un enorme complejidad pero, afortunadamente, existes numerosos casos en los que fijarse para al menos, evitar cometer errores pasados.

Un reto adicional es transformar un destino considerado maduro u obsoleto, reposicionarlo y lograr que siga aportando al desarrollo social y económico tal y como hizo durante sus años de esplendor. Referencias en este punto existen menos… Miami Beach en los 90 es uno de ellos y, desde hace poco Calviá-Magaluf está logrando importantes avances para convertirse en un referente.

Para aquél que no haya tenido la oportunidad de conocer esta zona, le resultará útil saber que Magaluf es una zona privilegiada en la costa sudoeste de Mallorca. Este enclave ha sido un testigo de excepción del llamado boom turístico de los años 60 y además es el destino en el que nació la que hoy es conocida como Meliá Hotels International. En sus inicios era un destino muy atractivo para el turismo familiar, en ciernes en aquel momento. La zona manifestó un magnífico desarrollo desde los dorados años 60, generando un gran impacto económico en toda la zona a través de la construcción de nueva planta hotelera, la proliferación de todo tipo de servicios y oferta complementaria, entre otros. Sin embargo, en los últimos años Magaluf ha ido experimentando una progresiva pérdida de calidad y una degradación que le ha llevado al temido estadio de ‘destino maduro’, generando una rentabilidad menor como consecuencia de una temporada cada vez más corta y de una oferta de escaso valor añadido.

El turismo masivo no ha contribuido de forma positiva. Este tipo de turismo, caracterizado por un gasto medio bajo, por no tener un especial interés en conocer la historia del destino, su cultura y patrimonio artístico, su gastronomía … ha provocado el inevitable abaratamiento de la oferta. Hoy Magaluf es percibida, en general, como una zona de ocio madura, concentrada y de escaso valor añadido.

Ante un contexto tan negativo y complejo de gestionar lo fácil sería cruzarse de brazos y sencillamente asumir una realidad que no gusta a nadie. Este conformismo no es precisamente un apelativo que caracterice a Meliá por lo que la Compañía se propuso dar el primer paso para rehabilitar el destino que la vio crecer y contribuir de forma activa a su mejora y reposicionamiento. Una Compañía líder, y Meliá lo es, debe asumir si cabe un compromiso mayor para iniciar el camino. Con 11 hoteles y más de 3.500 habitaciones gestionadas en la zona, Meliá consideró la urgencia de iniciar el proceso de transformación de Magaluf y evitar la pérdida de valor económico y social de la zona empezando por sus activos. En esta aventura resulta importante matizar un punto. Ser líder y demostrar un firme compromiso con el destino que vio nacer a Meliá no significa enfrentarse solo al reto. Algo parecido le sucedió a Felipe II en 1588. Tras ser derrotado por la armada inglesa dijo “Yo no envié a mis barcos a luchar contra los elementos”. En este sentido, Meliá sola no puede, ni debe, enfrentarse al reto de reposicionar un destino.

El proceso de transformación que ha iniciado Meliá no habría sido posible sin la estrecha colaboración con la administración pública. En el caso de Calviá Beach Resort Meliá está invirtiendo en la reforma de sus hoteles y su entorno, modernizando la oferta para elevar la categoría del cliente y el destino, modernizando la planta hotelera para potenciar la sostenibilidad de este destino.

La Administración actúa como un facilitador en los trámites y en la mejora de ciertas infraestructuras. En este sentido son varias las instituciones involucradas tanto a nivel local, como el Ayuntamiento de Calviá, autonómico como el Gobierno de las Islas Baleares.

Con este proyecto Meliá se fijó varios objetivos entre los que destacan la integración de Magaluf en el entorno, el reposicionamiento del destino mediante la mejora de la oferta, así como el incremento del valor y sostenibilidad económica y social de la zona. Además, la apertura del resort tanto al residente de la zona actual y futuro, actúa sin duda como una palanca de mejora.

Las consecuencias esperadas pasarán por la extensión de la temporada, minimizando el impacto de la estacionalidad del destino y el incremento del valor económico y social de Magaluf a través de una mejora urbanística y la regeneración de la zona (mayor seguridad, limpieza, imagen, reputación…), el fomento de la empleabilidad, mayores contribuciones municipales y una esperado efecto de generación de riqueza y redistribución de la renta.

Los esfuerzos conjuntos para mantener Calviá en el lugar que le corresponde ya empiezan a recogerse. Recientemente el Ayuntamiento de Calviá ha recogido el galardón que otorga el Travellers´ Choice de Tripadvisor 2014 y que acredita que, en opinión de los miles de comentarios de viajeros y turistas, Calviá es uno de los mejores destinos turísticos de España.

Magaluf es parte de este gran destino que es Calviá y el impulso y colaboración público-privada liderada por la administración y Meliá deben ser el inicio de un proyecto completo, de destino y de futuro al que otros actores se deben ir sumando, poco a poco, a este compromiso conjunto porque todos los implicados tienen un interés y por qué no decirlo, una responsabilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Redexis Gas

Portavoz: Javier Crespo Millán, Director de Distribución y director general de Zona Centro de Redexis Gas.


 

ENTREVISTA

  • Redexis Gas es una compañía perteneciente a fondos de inversión en infraestructuras gestionados por la americana Goldman Sachs. ¿Cuáles son las actividades concretas que desarrolla Redexis Gas?

 

Redexis Gas es una de las principales compañías españolas dedicadas al desarrollo y operación de redes de transporte y distribución de gas natural.

El objetivo principal de nuestra actividad es acercar el gas natural a hogares, negocios e industrias. Construimos redes de distribución urbana y gasoductos interurbanos de transporte, así como plantas de almacenamiento de gas para llevar esta fuente de energía a aquellas localidades que carecen de este servicio.

Otra parte importante de nuestra actividad se centra en facilitar el acceso al gas natural de los potenciales usuarios con el fin de que disfruten de los beneficios económicos, medioambientales y de suministro continuo de esta fuente de energía. Para ello incentivamos la comercialización de instalaciones de gas por parte de los instaladores, bien ofertando interesantes promociones de forma abierta o bien promoviendo su integración dentro de los contratos ofrecidos por las empresas de servicios energéticos, ayudando así al potencial usuario a sufragar el coste de las instalaciones receptoras y aparatos a gas.

La tercera parte de nuestra actividad es el mantenimiento y operación de nuestras redes en servicio con los máximos estándares de seguridad, calidad y garantía de suministro. Asimismo y con el objeto de velar por su seguridad, llevamos a cabo inspecciones previas y periódicas de las instalaciones de gas de los usuarios conectadas a nuestras redes, y mantenemos un servicio 24 horas de atención a urgencias.

 

  • ¿Bajo qué políticas de empresa Redexis Gas lleva a cabo estas actividades?

 

Dentro del sector del gas natural, Redexis Gas se singulariza por ser una empresa con un modelo de gestión muy dinámico y orientado a la expansión. Somos un operador gasista que orienta el diseño, construcción y gestión de infraestructuras de gas, a la seguridad, la eficiencia y la calidad del suministro y del servicio. Esto lo conseguimos con la incorporación de técnicas innovadoras, de una gestión apoyada en sistemas modernos y flexibles y con una política de fuertes incentivos a los agentes que intervienen en el proceso de oferta del servicio de gas natural a los usuarios finales.

 

  • Recientemente se ha publicado la adquisición de las redes de gas natural de Murcia, entre otras. ¿Qué alcance tienen las infraestructuras de Redexis Gas?

 

Efectivamente al pasado mes de febrero Redexis Gas adquirió al grupo EDP la compañía distribuidora de gas natural que opera las redes de gas natural en esa comunidad autónoma.

En dicha operación se ha incluido además la adquisición de las redes de distribución de gas natural en las ciudades de Mérida en Extremadura y Figueras en Cataluña y de otras localidades en Madrid y Castilla y León.

De este modo ampliamos nuestro ámbito geográfico de actuación, pasando a prestar servicio en 21 provincias españolas a través de 8.000 kilómetros de redes extendidas a lo largo de 227 municipios españoles, continuando con nuestro marcado ritmo de crecimiento en el sector gasista nacional y donde continuaremos acometiendo nuestros planes de crecimiento enfocados al despliegue de modernas y eficientes infraestructuras de gas natural.

 

  • Hace mención a un plan de crecimiento importante de la actividad de Redexis Gas. ¿Qué previsiones tienen de ampliar su red y de llegar a nuevas localidades?

 

Efectivamente contamos con un ambicioso plan de crecimiento nacional en cuanto a inversión en nuevas redes de transporte y distribución y en cuanto a nuevos usuarios conectados a nuestras redes.

Tenemos un gran potencial de crecimiento, con autorizaciones otorgadas para gasificar más de 100 nuevos municipios y construir cerca de 500 kilómetros adicionales de gasoductos de transporte en territorio español. Redexis Gas está extendiendo sus redes a un ritmo porcentual sustancialmente mayor que la media del sector español.

En 2015 Redexis Gas contempla una inversión de 320 millones de euros en el despliegue de nuevas redes de distribución que permitan dar servicio a más de 20 nuevos municipios a lo largo de toda la geografía española, así como en la construcción del gasoducto Son Reus- Inca- Alcudia en la isla de Mallorca y en la mencionada operación de adquisición.

Nuestra previsión para próximos ejercicios es incrementar aún más y de forma importante la construcción de redes y la incorporación de nuevos usuarios de gas natural en nuestros ámbitos geográficos de distribución.

 

  • ¿Qué visión tiene del desarrollo actual del mercado del gas natural en el país?

 

El uso de gas para generación eléctrica, debido a la bajada de la demanda eléctrica, al aumento de la generación con renovables y a la reducción de primas para la cogeneración, viene atravesando unos años difíciles.

Sin embargo, son varios los factores que desvelan un considerable crecimiento potencial de la demanda de gas natural en España para uso térmico convencional.

Por un lado, está la evolución de factores macroeconómicos e internacionales tales como la recuperación de la actividad económica del país o la reducción de los precios internacionales de combustibles por bajada del índice Brent y por la salida a los mercados internacionales de gas no convencional.

Por otro lado existe un enorme potencial de mercado para el gas natural vehicular, que viene desarrollándose con incipiente éxito en países de nuestro entorno como Alemania o Italia. Actualmente en España el gas natural vehicular, que aporta importantes ahorros económicos a sus usuarios e innegables ventajas medioambientales, ya tiene presencia en flotas urbanas, pero todavía no se ha explotado su uso por particulares y para transporte por carretera. El transporte marítimo ofrece asimismo una gran oportunidad.

Y sobre todo pensamos que en nuestro país el gas natural cuenta aún con un gran potencial de crecimiento asociado a la entrada de nuevos consumidores en los mercados convencionales para uso térmico, y en particular para el mercado doméstico.

 

  • Parece indicar que el uso del gas natural para viviendas no está suficientemente desarrollado en España ¿Cuáles, en su opinión, pueden ser los motivos y qué potencial de crecimiento del gas natural estima en este segmento del uso residencial?

 

En España sólo un 29% de los hogares disponen de suministro a gas natural, con comunidades autónomas como Andalucía que no llegan al 10%, cuando la media europea alcanza el 50%, y con una tasa de crecimiento actual -modesta a nuestro entender- del 1% anual.

Factores como el clima cálido o la alta dispersión geográfica son influyentes, pero no determinantes en el origen de esta baja penetración. Lo demuestra el hecho de que países de nuestro entorno mediterráneo como Italia cuentan con un 88% de penetración.

Otros factores sí son relevantes en el nivel de penetración en España, como la relativa reciente llegada del gas natural a determinadas áreas geográficas, el escaso desarrollo de red en ellas y la poca saturación de esta, o el hecho de que el 80% de los municipios del país carece aún de servicio de distribución de gas natural. Por otro lado, el crecimiento de la distribución para uso residencial en España se ha basado históricamente en las densas y grandes áreas de distribución urbana y en los sectores residenciales urbanizados en la época del crecimiento inmobiliario. Queda pendiente el desarrollo de redes en áreas urbanas menos densas y en municipios de menor tamaño, así como la saturación de estas redes.

En cuanto a los beneficios que pueden potenciar el uso del gas natural en las viviendas, es conocido que el gas natural proporciona ahorros económicos para su uso en viviendas –cocina, agua caliente y calefacción- que varían entre un 10% y un 35% dependiendo del consumo anual y el combustible sustituido. Además, cuenta con ventajas medioambientales debido a sus menores emisiones y la continuidad de suministro respecto a otros combustibles derivados del petróleo, así como su facilidad de integración con alternativas de suministro energético renovable. Por tanto, es un producto que al ponerse a disposición de potenciales usuarios, es acogido con éxito e incorporado a las viviendas.

Por todo ello, el potencial de crecimiento del uso del gas natural en el mercado doméstico español es aún muy importante en nuestra geografía.

Recientes cambios regulatorios han introducido incentivos retributivos a los distribuidores para extender redes y ampliar el parque de consumidores domésticos de gas natural, principalmente en localidades de nueva gasificación.

En este sentido creemos que un desarrollo racional y eficiente de redes gasistas de alcance local y regional, que permita conectar dicho mercado potencial de usuarios a unas infraestructuras gasistas troncales, es la mejor vía para garantizar la sostenibilidad económica del sistema gasista.

 

  • Comentaba que Redexis Gas está inmerso en un ambicioso plan de expansión con el objeto de poder llegar a ese potencial mercado residencial que aún no dispone de gas natural; y por otro lado que incentivan la comercialización de instalaciones de gas por parte de las empresas instaladoras. ¿Puede concretarnos cómo se articula la colaboración con estas empresas?

 

El gas natural, siendo el combustible más eficiente, limpio, confortable y económico para los usos térmicos residenciales, requiere de una instalación receptora y de la adecuación o sustitución de los aparatos para su implantación en una vivienda. Esto supone acometer una inversión en las viviendas que, si bien se amortiza de forma general en un corto plazo de tiempo, supone una barrera económica que las economías familiares en muchos casos no pueden financiar. Por otro lado, las empresas instaladoras carecen en muchas ocasiones de recursos en las zonas para ofrecer una comercialización masiva de estos servicios.

Reconociendo el papel del instalador como protagonista y sin cuya colaboración la expansión del gas natural no es posible, para salvar ambas barreras y llevar a cabo con éxito este plan intensivo y extensivo de nuevos usuarios de gas natural, Redexis Gas pone a disposición de todos los instaladores un programa de colaboración, la promoción de las instalaciones comunitarias y un esquema de incentivos económicos para ayudar a la comercialización de las instalaciones individuales y en la inversión en los aparatos.

El programa de incentivos es progresivo, de forma que se retroalimentan el éxito y los recursos comerciales con unos incentivos que puedan reducir o incluso eliminar la barrera económica para el usuario. Dicha oferta es pública y transparente a todo instalador interesado y está disponible en la web de Redexis Gas.

Asimismo para el sector terciario, y en particular para el sector de servicios turísticos y sector público e industrial, Redexis Gas ofrece programas de colaboración a empresas instaladoras y empresas de servicios energéticos.

En paralelo, estamos organizando programas de formación afines a la actividad vinculada con el gas natural, orientados a colectivos como son desempleados mayores, mujeres y jóvenes. Todo ello con objeto de generar una bolsa de trabajo de técnicos y comerciales con formación específica amparada por Redexis Gas, con el fin último de ponerla a disposición de sus empresas instaladoras colaboradoras.

 

  • En definitiva la implantación del gas natural genera actividad y empleo importante en el sector de las instalaciones ¿Tienen evaluado este factor en el ámbito de actividad de Redexis Gas?

 

La expansión de las redes de distribución y la dotación de este servicio en viviendas, industria y comercios es intensiva en mano de obra y por su carácter capilar crea empleo indirecto e inducido en distintas actividades. Además del propio empleo generado en el proyecto, construcción y mantenimiento de las redes, se genera empleo de forma importante en el ámbito de las instalaciones receptoras, tanto en la comercialización e instalación como en su posterior mantenimiento. Asimismo crea empleo inducido asociado a la propia adecuación, fabricación y puesta en marcha de los aparatos renovados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies